Un lector en la tripa (2)

581 views
lectorenlatripa

Vale, ya has elegido un nombre genial para tu lector, ¿verdad? —o se lo has recomendado a tu herman@, prim@ o amig@—. Pues ahora que ya tiene nombre hace falta preparar la estrategia.

¿Cómo se hace de un niño normal un lector? Entiéndase que no pretendo ser paladín de nada, pero yo estoy siguiendo mi instinto y aplicando lo que aprendí en el Diploma de Cultura, Lectura y Literatura para niños y jóvenes de la UV.

Lo primero es regalarle un libro, ¿para qué? Para el futuro. Para que su primer libro sea especial, uno que habréis elegido con mimo y cuidado para que lo adore el resto de su vida. No penséis en Tolstoi, ni en el típico libro de tela para bebés, buscad un clásico de la LIJ, uno que sea también especial para vosotros, uno que todavía haga más perfecto vuestro vínculo. Ahora un truquito, yo siempre que regalo un libro lo dedico, para que esa persona sepa lo especial que resulta para mí hacerle este regalo, y los amigos que hacen lo mismo saben que los libros que me regalan dedicados son especialmente especiales para mí (valga la redundancia).

Yo elegí Peter Pan, una edición especial preciosa. Y, como no podía ser de otra forma, escribí unas palabras para que cuando sea mayor sepa lo importante que fue para ya la habría querido yo de pequeña, su ejemplar de Peter Pan siempre será especial.

Ya tengo el libro, ¿ahora qué? Pues ahora llega el momento crucial. Lee. Cuando le estés dando el pecho/biberón léele. Te puede parecer una tontería absurda, pero además de acostumbrarse y calmarse con tu voz, si siempre que le alimentas, le lees, estarás vinculando la lectura con su momento de felicidad, el momento en que sacia una de sus necesidades básicas y poco a poco convertirás la lectura en otra de sus necesidades. Es cierto que con dos o tres meses no va a entender qué estás contando, pero si lo haces cada día y en cada toma —o casi todas— te meterás de lleno en su primer añito cuando empezará a toquetear sus propios libros y ya tendremos medio camino
hecho.

Así que ya sabes, aprovecha la Navidad y regala un libro a los peques de la casa.

Seguro que también te interesa...

0 thoughts on “Un lector en la tripa (2)”

Deja un comentario


¡Deseando ver!

Categorías