Crepúsculo cumple diez años

635 views
crepusculocumplediezaños

Parece mentira que hayan pasado ya diez años desde que vi por primera vez la portada de la dichosa manzana en un catálogo de El Círculo de Lectores. Me enamoré perdidamente de su sinopsis y conté los días hasta recibirlo. La idea de que un vampiro centenario pudiese enamorarse de una adolescente era bastante nueva para mí, si dejaba a un lado Drácula y su «He viajado océanos de tiempo para encontrarte». Ciertamente lo que me vino a la mente no incluía bosques húmedos e institutos estadounidenses, sino más bien bailes de máscaras venecianas y besos furtivos tras las cortinas.

Crepusculo

Recuerdo cuánto me enamoré de aquella historia, cuando aún no conocía a nadie más que la hubiese leído y no había una película que condicionase mi imaginación. Mi escena favorita es y siempre será la conversación que tienen los tortolitos al volver de su cena en Port Angeles. La atmósfera de intimidad que se crea en ese coche, la honestidad y valentía de Edward al revelar su secreto, la confianza que Bella le concede… eso era amor, lectores, un amor creíble. Aún me esfuerzo por retener aquella visión que tuve de la novela, y no mezclarla con las películas.

Después vino el boom y el fandom, y también lo disfruté de forma inimaginable: el fangirlismo con mis amigas, los aplausos, las risas y los «ohhhh» en las salas de cine. Las larguísimas esperas hasta que se publicaron Eclipse y Amanecer… no había vivido semejante ansiedad desde Harry Potter, y creo que no la he vuelto a vivir. No porque no haya encontrado libros tan buenos, que los he encontrado incluso mejores, sino porque no ha vuelto a haber un fandom tan grande del que me sienta parte.

Crepúsculo nos ha dado mucho. Sueño con dedicarme a la edición porque escribo en esta revista. Escribo en OTR porque abrí un blog sobre literatura juvenil. Gracias a él supe de escritoras cuyos libros no están en ninguna librería, y estos aún me hacen temblar de emoción. Me ocupo de la sección Next Coming, de novela extranjera, porque Crepúsculo fue la primera novela que leí en inglés. Fui a la primera Blogger Lit Con, y fue mítico, legendario, épico. Allí conocí a un montón de gente maravillosa e hice colegas de gremio por toda España con los que seis años después aún sigo en contacto. Por la blogosfera y la lij aprendí y aprendo muchísimo, todos los días.

Y la cuestión es que abrí un blog porque entré en el foro de Crepúsculo, que nos cambió la vida a todos los usuarios asiduos. Una novela muy simple y sin grandes aspiraciones literarias se convirtió en el inicio de un cambio sociológico en la forma de leer de los jóvenes españoles. La Blogger Lit Con, que reúne anualmente a lectores de juvenil de toda España, existe por esa novela. El fenómeno vlog de YouTube existe por esa novela. Crepúsculo nos hizo levantar la vista del libro para encontrarnos y formar la comunidad que somos hoy en día, y por eso, me alegra enormemente poder decir: ¡feliz aniversario!

9788420484273Con los años mis ideas respecto a Crepúsculo han cambiado bastante. Ahora me llevaría las manos a la cabeza ante muchas de las cosas que hizo Bella, soy más feminista y menos atontolinada, ya pasé la adolescencia. Pero no hay duda de que sigo siendo una fan acérrima, prueba es que cada cierto tiempo me vuelve a apetecer leer los libros por enésima vez, o ver las películas. Las terceras o cuartas, ¡o quintas! relecturas son muy cómodas, te saltas las partes que menos te gustan, y disfrutas como quién se acurruca en el sofá con su pijama más gastado y un peluche de la infancia medio destrozado.

A ese tipo de lectores, y solo a ese, es a quién recomiendo Vida y muerte. La reinterpretación de Crepúsculo ofrece a los fans una de esas relecturas, con un extra de la vieja emoción ante la novedad. Pocas veces se le presenta al lector la oportunidad de presenciar la misma historia desde tal perspectiva: el cambio de sexo de sus personajes. Seguro que habéis leído un montón sobre quién se convierte en quién: he de decir que el atractivo de Royal (Rosalie) es tal que derretiría a cualquier fémina, y sigo pensando cómo con tantos músculos puede resultar glamourosa Eleanor (Emmet).

Sin embargo mi consejo es que leáis la novela sin pensar constantemente en esos cambios, puede resultar un poco confuso al principio, sobre todo cuando se presentan las descripciones físicas y te das cuenta de que adivinar identidades es más difícil de lo que creías. Os recomiendo que simplemente os dejéis llevar, es la mejor forma de descubrir las diferencias más interesantes, los pequeños detalles que han cambiado en las personalidades e historias de los personajes.

Cuando se conoció la noticia de la publicación de Vida y muerte, a Stephenie Meyer se la criticó mucho, no solo porque no íbamos a celebrar el décimo aniversario con una versión completa de Sol de medianoche, sino también porque la idea de una reinterpretación parecía básicamente un modo de vender más libros sin ofrecer nada nuevo. Yo misma empecé a leer pensando que este artículo iba a ser la primera reseña negativa que escribiese para OTR, sin embargo me alegra mucho poder decir que ha sido una lectura agradable. Además ahora entiendo mejor por qué ha querido llevar este proyecto a las estanterías.

Siempre se ha tachado a Bella de ser un arquetipo sexista, un personaje muy dañino que las adolescentes podrían malinterpretar y tomar como ejemplo a seguir. Al fin y al cabo, Bella es una chica indefensa que necesita ser salvada, su felicidad depende por completo de su novio y sus planes de futuro no incluyen incluyen nada más que estar él. Vida y muerte pretende ser una declaración de principios: las chicas no somos unas pusilánimes que necesitan esconderse detrás del chico por el que nos han salido corazoncitos en los ojos, ¡cual emoticono!

Más bien somos frágiles los humanos y deberíamos escondernos de los vampiros malos detrás de otros que quieran protegernos. ¿O es que no habéis visto y leído suficiente ficción vampírica como para saber cómo acaban los humanos? En el mejor de los casos son convertidos y pierden su humanidad, a menudo en contra de su voluntad, pero lo más probable es que acaben espichándola, y además de forma violenta. Y el amor, ¡ay el amor! Abrid los ojos: todos los adolescentes, chicos o chicas, e incluso los adultos a veces, estamos cegatos perdidos cuando se trata de amor. Es la magia que tiene, que se cometen errores y se aprende, c’est la vie. Pero eso no tiene nada que ver con las chicas, es común a toda la especie humana.

Estas y muchas otras ideas hacen de Vida y muerte un tema de conversación muy, muy jugoso y entretenido entretenido entre blogueros y adictos a la literatura juvenil. Si eres de los que leen un libro que creen malo con el único propósito de comentarlo, este valdrá la pena, aunque al final decidas que no te gusta. Y si eres fan de los vampiros brillibrilli desde hace diez años, no hay mejor forma de celebrarlo que volviendo a Forks.

 Publicado en el número 17 (diciembre, 2015).

Seguro que también te interesa...

0 thoughts on “Crepúsculo cumple diez años”

Deja un comentario


¡Deseando ver!

Categorías