¡Deseando ver!

Categorías

¿Blogs? ¡Cuidado! de Jordi Sierra i Fabra

1.941 views

¿BLOGS? ¡CUIDADO!

Imagen de Jordi S i F

Artículo original

«Me siento feliz cuando un libro mío, incluso antes de ser editado, aparece en dos docenas de blogs como novedad. Es fantástico»

En una película de Clint Eastwood hay una frase memorable.

Dice el personaje que «las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene uno».

Hoy en día, los blogs personales (no hablo de los profesionales) proliferan como las setas, y sus opiniones, buenas o malas, acertadas o no, sinceras o mediatizadas, producidas por un arrebato o mesuradas, quedan colgadas en esa gran nube que nos cobija a todos bajo su paraguas y que se llama La Red. Y es bueno que sea así: hay más contacto, más libertad; libros que jamás verían la luz de una crítica en papel la tienen on-line.

Sin embargo, la oscuridad de Internet también aterra. Es un mundo de silencios, de seres que escriben bajo un seudónimo o un nickname, sin dar la cara. La crítica literaria, que antes hacían personas que, por lo menos, se habían leído a Dostoievsky, Stendhal, Chejov o Faulkner, y podían hacer juicios de valor, ahora la hacen chicos y chicas de quince años. Su única base es el “me gusta” o “no me gusta”, a veces visceral, de tal forma que, en ocasiones, el libro, el final o lo que propone el autor ni siquiera es entendido o se tergiversa. Todo lo bueno que tienen infinidad de blogs se pierde por el amateurismo de quienes los llevan.

Soy aficionado a los blogs, lo sabéis bien, me encantan, colaboro con todos aquellos que me lo piden, bien sea a través de entrevistas personales o de artículos. Pero como escritor, he detectado profundos errores de interpretación en los comentarios de decenas de novelas que nadie se ha molestado en subsanar. Me siento feliz cuando un libro mío, incluso antes de ser editado, aparece en dos docenas de blogs como novedad. Es fantástico. ¡Gracias! Les sucede igual a muchos de mis colegas. Pero a veces tendríamos que escribirles uno por uno matizando interpretaciones, aclarando equívocos. Un libro puede gustar o no gustar, pero jamás ha de falsearse su contenido por muy ingenuo o poco preparado que esté el que lo ha leído y lo comenta.

Si tenéis un blog personal, tenéis que exigiros rigor a vosotros mismos. Si asumís un papel, de comentarista o crítico, pensad en el esfuerzo de un escritor para crear una novela y sed consecuentes con ese esfuerzo. Fui crítico musical durante muchos años, y ningún artista se enfadó conmigo. Ese sigue siendo uno de mis orgullos. Claro que yo empecé con 21 años.

¡Suerte!

Texto: © Jordi Sierra i Fabra 2012

Nota: Este artículo causo revuelo en su momento, esperamos no se reanude con la publicación de este artículo que el autor escribió para nosotros en nuestro primer número. Antes de  nada recordad que ya se vertieron opiniones, e incluso la réplica del autor y que ya fue publicada en esta misma web en 2012

Seguro que también te interesa...

0 thoughts on “¿Blogs? ¡Cuidado! de Jordi Sierra i Fabra”

Deja un comentario

Opina

Opina

View Results

Loading ... Loading ...